Relaciones y autoestima

¿Por qué hay personas que te piden dinero y no te lo devuelven?

Ene 18, 2020 | 3 Comentarios

Escrito por:
Issis León

Escrito por:
Issis León

Si te piden dinero prestado y no te lo devuelven puede ser un problema de autoestima

¿Te has preguntado por qué siempre te piden dinero prestado a ti y no a otros? ¿Por qué no te pagan? o ¿por qué solo se acuerdan de ti cuando tienen problemas financieros? Si quieres saber estas respuestas y además cómo solucionarlo, este artículo es para ti.

Primero veamos las características de una persona con baja autoestima que las hace ser el blanco fácil para quienes buscan una solución económica pronta. Las personas con baja autoestima: 

1.-  No saben decir no. Esto es porque temen al rechazo o a que las hagan sentir malas personas si no prestan el dinero solicitado, y entonces si prestan el dinero se van a sentir más valiosos, valorados e importantes.  Es decir piensan inconscientemente ¨Si presto el dinero seré buena persona”, pero olvidan que ceder a costa de uno mismo no significa exactamente ser buena persona. 

2.- No tienen el carácter para cobrar el dinero, ni pedirlo en cara de la persona, ni de proceder legalmente. Cubrirse legalmente en caso de que no le paguen haciendo firmar un pagaré o un contrato es algo que no podría atreverse a hacer una persona que le da pena cobrar.  

3.- No valoran su vida, ni su dinero, ni el tiempo que les ha llevado conseguir ese dinero.  Son personas que permiten se les falte el respeto de diferentes maneras. Olvidan que es su  dinero, es su tu vida, son sus finanzas personales o familiares las que serán afectadas y sobre todo, olvidan que pueden decirle a alguien no sin sentir culpa.

4.- Tienen programaciones mentales de obligación con familia o personas cercanas. Piensan que el préstamo no es opcional, es una obligación, un deber. Han adquirido la idea que no hay espacio personal o límites personales con su familia o personas cercanas como cuñados o suegros. Por ende, si la persona tiene un problema es una obligación ayudarlo. 

5.- Buscan aumentar su valía a través de ser el salvador de otros. Piensan que ayudar al que lo necesita hace que sean buenas personas y las buenas personas son valiosas. Dar a quienes no tienen si es un acto bondadoso, pero tiene que ser genuino y tiene que ser a quien en verdad lo necesita. Alguien que dice que necesita dinero y tiene su teléfono con alta tecnología, dinero para ir a fiestas, novias o novios, joyas, no está en una necesidad como el que vive en pobreza. 

Si eres una persona con esas características y te han pedido dinero prestado y no lo devuelven, entonces sigue leyendo para que veas cómo dejar de ser el blanco fácil de préstamos o el banco personal de quienes quieren un préstamo y no pagan.

1.- Aprende a decir Sí a ti mismo. Ten presente la Secuencia Causal de la vida de Esencialidad: Donde en número 1 debes reconocer que eres un ser divino por naturaleza; ya vales muchisimo solo por el hecho de existir. Decirte sí a ti mismo implica que tendrás que decirles no a otros. Por ello, si tienes que hacer unos pagos con ese dinero o darte las vacaciones para las que has estado ahorrando, hazlo como prioridad y sin culpas. 

2.- Observa que hay instituciones especializadas en préstamos y tú no eres una de ellas: Busca en internet una lista de instituciones que se dedique a sacar a las personas de apuros económicos, verás que hay muchas instituciones con esa especialización. No tienes porqué hacer el trabajo de prestamista.  Y si el que te pide dinero te dice que no acude a esas instituciones porque le sale muy caro el interés, recuerda que todas las personas ven por sus intereses, así como el que te pide el dinero está viendo por su propio interés, la institución crediticia también lo hace por los suyos, y claro, tú también tienes derecho de ver por tus intereses. Así que…  “Zapatero, a tus Zapatos”.

3.- Valora tu vida: Es tiempo que valores el tiempo y esfuerzo que le has dedicado a trabajar para ganar ese dinero. Tú lo has ganado, tú lo has ahorrado  dejando de comprar cosas o cuidando los costos de lo que compras, tu has puesto tus horas vida para ganarlo. Es tiempo que lo utilices sintiéndote bien, lo mereces, así como mereces gastarlo en lo que necesites o quieras.  Si tu prestas el dinero a quienes no valoran tu esfuerzo, tu tampoco te estas valorando. Cuando no valoras tu dinero también  bajas tu autoestima porque no respetas lo que te ha costado en horas de trabajo.

4.- Cambia tus programaciones acerca de obligaciones financieras familiares: ¿Te puedes imaginar que desde pequeño te programaran mentalmente que cuando un familiar tuviera muchas ganas de sexo y te lo pidiera tú tuvieras que ceder? Y que si no cedieras alguien en tu familia te dijera “¡pobrecito de tu familiar,  tiene una necesidad, tienes que ayudarlo!”.  ¡Eso sería inaceptable! porque es tu cuerpo, tu sexualidad. Pasa igual con el dinero, es algo muy  tuyo. Cambia de una vez la idea que tienes obligaciones de prestar dinero a otros. Así como no tienes obligaciones sexuales con ningún familiar, tampoco tienes obligaciones financieras. Los préstamos son una decisión personal y no una obligación familiar.  

5.- Aprende a decirles amablemente que busquen soluciones de fondo. Reflexiona esto por un momento: ¿Realmente el dinero le va a solucionar el problema a la persona?. Puedes darle un pescado a un hambriento, pero unas horas después volverá a tener hambre. Es mejor guiarlos a que aprendan a pescar. El aprendizaje financiero no es tu responsabilidad, tú solo puedes  animarlos a que busquen más inteligencia financiera. Aquí te comparto una sugerencia de lingüística: Primero, escucha su historia y cuando sea tú momento de hablar diles amablemente algo así: “Lamento mucho por lo que estás pasando, veo que es una situación difícil. Sin embargo, creo que la situación no se va a solucionar de fondo con el dinero, sino con que aprendas a manejar mejor tus finanzas para que no vuelvas a pasar por algo similar. Te recomiendo acudas a libros y cursos de finanzas. Yo no puedo prestarte el dinero, pero si el banco no te puede prestar, estoy seguro que en alguna casa de empeño podrás hacer un intercambio por algo de lo que tienes”. El enseñar o guiar a que aprendan a pescar en vez de dar pescados, es una acto de bondad y una sabiduría de la vida elemental.

6.- Muévete de donde solo te valoran por tu dinero: Si al no dar el préstamo te tratan mal, ya sea que te dejen de hablar o te hablen de mala manera, entonces estás en un lugar donde solo te valoran porque eres el que presta el dinero o lo regala, y si te niegas a seguir haciéndolo entonces no eres bienvenido. Observa que la vida es corta y tu vida se está yendo viviendo con personas que realmente no pueden valorarte por quien eres. Si la persona se enoja contigo porque no le prestas dinero, esa es decisión de esa persona, no lo tomes personal. Es como si el banco se sintiera mal por que el cliente se enojó porque no le otorgaron un préstamo. Lo que tu si puedes decidir sobre tus finanzas personales y no aceptar chantajes o malos tratos.  

7.- Considera terapias o life coaching para mejorar tu autoestima. En Psicánica y Esencialidad trabajamos desde tus identidades negativas para que recuperes ese autoestima y tu poder personal desde tu ser. Elige el método con el que te sientas más cómodo, ya que tomar este tipo de sesiones también es amor propio. 

¿Te ha pasado algo similar? Cuéntame cómo te fue utilizando estos tips.

“En lugar de enojarse con quien no te valora, amate a ti y valorate más tú mismo. No hay necesidad de discusiones”.
Issis León

Etiquetado como:

Inteligencia Emocional

3 Comentarios

  1. Ana karen santamaria cruz

    Excelente INFORMACION, se me hace muy valioso lo que comparte y los puntos que se tocan ya que cuando se valo el tienpo que se toma por ganar dinero conlleva vida h la vida nadie la regresa por lo que si valoramos esto y aunado Tengo relaciones que aportan a esto se vuelve jn ganar ganar en todo momento

    Reply
  2. Miguel Urióstegui

    Muchas gracias issis, completamente cambio mi percepción y entendí bastantes cosas respecto a mis préstamos, no solo en la parte de prestar si no también cuando pido prestado
    Me llevo grandes ganancias

    Reply
  3. Flavia Ordoñez

    Wowww me identifico totalmente con muchos puntos, ahora entiendo porque me piden prestado y luego no me pagan, excelente POST muchas gracias!! Hoy aprendí más gracias a este post te deseo muchos éxitos!!

    Reply

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SIGUEME EN MIS REDES SOCIALES  Y COMPARTE

DESCARGA Y COMPARTE

¿Qué te ha parecido este contenido?

¡Déjame tu valoración!

Respuesta promedio 0 / 5. 0

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

Artículos relacionados


No te olvides de compartir en tus redes sociales si te gusto el contenido